En un momento en que, lamentablemente, hablar de salud está al orden del día, son muchas las personas que se preguntan si al volver a la llamada “nueva normalidad” las empresas serán más saludables y qué implicará ese cambio.

Para desarrollar este tema debemos empezar por preguntarnos qué es exactamente una empresa saludable.

Hablaremos de empresa saludable cuando la misma esté preocupada por mejorar la salud de sus empleados de forma permanente (en varios aspectos), haciendo más saludable tanto todo lo relacionado con el ámbito laboral como, incluso, recomendando mejores hábitos fuera de la compañía.

Una empresa saludable promueve el bienestar de su equipo e implementa una serie de medidas que se adapten a las necesidades de los trabajadores, sabiendo que de ello depende el éxito de la empresa.

Como siempre insistimos, mejorar la salud de los empleados no consiste en que esos no enfermen, sino también realizar iniciativas que ayuden a factores externos como gestionar el estrés, las emociones o prevenir lesiones.

En ese sentido, una empresa saludable tiene que promover cuatro puntos claramente diferenciales: la salud, el bienestar, la seguridad y la sostenibilidad. La harmonía entre todos ellos convertirá el empleado en un trabajador más feliz, lo que indirectamente también influirá en la cuenta de resultados de la empresa.

Como es de esperar, de los cuatro factores comentados la salud es el más conocido y reconocido, algo que sucede no solo por la indiscutible necesidad de tener una plantilla de empleados sanos, sino porque las lesiones en el lugar de trabajo son aún desgraciadamente muy comunes en la mayoría de sectores.

Los datos del último año apuntan que en 2019, un total de 695 personas perdieron la vida en España en sus puestos de trabajo, según datos del Ministerio de Trabajo. Aunque se trata de una cifra algo inferior al 2018 (3,1% menos), pone de claro manifiesto que la seguridad y salud laborales son una asignatura para muchas empresas.

Como hemos visto en posts anteriores sobre el impacto de la salud laboral, el beneficio de tener una empresa saludable va más allá de lo aparente. No se trata solo de evitar accidentes, sino que un ambiente de trabajo seguro mejora el bienestar emocional de los empleados, al tiempo que aumenta la productividad y tiene un impacto positivo en sus resultados.

En Ergos UP, como especialistas en software de seguridad y salud laboral, queremos destacar la importancia no solo de que las empresas se conciencien y pongan en marcha iniciativas para ser saludables, sino que entiendan la importancia de medir la situación (salud y/o seguridad) de ello en todo momento. Sólo aquello que se mide se puede mejorar.

Por ese motivo, consideramos que es un momento fundamental para que las compañías decidan implantar herramientas como el software Alejandría, una solución global para la seguridad y salud laboral de las empresas. Disponer de una herramienta que nos permita gestionar de forma completa la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) permitirá un control completo sobre la gestión de la salud en nuestros equipos, algo que nos ayudará a conseguir la meta de ser una empresa saludable.