Inteligencia emocional, clave en la vida laboral