Los riesgos laborales para  un trabajador pueden ser tan variados como la tipología del trabajo en sí. Es evidente que no se expone a los mismos peligros un pintor que un administrativo, aunque ambos deben tener muy claros cuáles son los riesgos laborales más comunes de su profesión y hacer todo lo posible por impedirlos, con la ayuda de la empresa.

Conocer los posibles peligros de nuestra profesión es, sin duda, la mejor manera de prevenir accidentes de trabajo. Recordemos, una vez más, que las empresas están obligadas a prevenir los riesgos en el lugar de trabajo y garantizar que sus trabajadores estén seguros y saludables. De igual manera, y no menos importante, el trabajador debe contribuir en la medida de lo posible a evitar accidentes laborales derivados de un mal uso de su entorno.

A pesar de que cuando no se vive de cerca no se da importancia a las cifras, la seguridad laboral sigue siendo un tema pendiente para empresas y administraciones. Así lo muestran los datos: en 2019, 695 personas fallecieron en España en accidentes laborales, según datos del Ministerio de Trabajo.

Principales riesgos de salud laboral para trabajadores de una oficina.

Hay que dejar muy claro que trabajar en una oficina no es, por sí solo, sinónimo de seguridad. Entre los riesgos laborales más comunes de trabajar en un despacho encontramos:

  • Accidentes durante el desplazamiento: recordemos que los accidentes sufridos durante la ida y vuelta al puesto de trabajo se consideran accidentes laborales.
  • Caídas: Muy frecuente. Si nos encontramos en una oficina con salas a distinto nivel o con objetos de por medio que entorpecen el paso, la caída es más que probable. De hecho, es una de los accidentes laborales más habituales.
  • Golpes con objetos: Una vez más, se hace evidente la importancia de tener las herramientas de oficina debidamente guardadas y ordenadas. Quizás si pensamos en que nos caiga en el pie una grapadora no nos preocupe lo más mínimo; sin embargo, el golpe de un perchero que no se encuentra en su debido puesto puede producir graves consecuencias.
  • Contactos eléctricos: En un despacho estamos rodeados de enchufes y, lógicamente, de aparatos que van conectados a ellos. Ordenador, pantalla, cargador del móvil, impresora y un sinfín de otros objetos que, muchas veces, manipulamos casi a diario sin la prudencia necesaria.
  • Fatiga o carga postural: Son muchos los que piensan que tener un empleo que implique estar 8 horas sentado en una silla es un lujo si se compara con ciertos trabajos de gran carga física. Eso es así solo en parte. Los riesgos de salud laboral que se sufren debido a una mala postura son altamente habituales. Es importante hacer descansos cada pocas horas, levantarse de la silla y andar algunos metros para que nuestro cuerpo se relaje.
  • Fatiga mental: Lo que para algunos puede parecer una exageración, es una clara realidad: una jornada laboral entera desarrollando un trabajo que precisa esfuerzo mental y que, además, en muchas ocasiones, nos obliga a estar horas y horas frente a una pantalla, puede acabar derivando en fatiga mental, que a menudo conduce a serios episodios de estrés.

 

Evitar estos y otros riesgos laborales empieza con una buena información (y formación) para concienciar  a nuestros equipos sobre la realidad de su entorno. El manual de presentación (o kit de bienvenida) de la empresa es una excelente herramienta para iniciar a los trabajadores en el tema, así como asegurarnos de tratar la seguridad laboral en nuestro plan de comunicación interna, elaborando incluso eventos o seminarios para hablar de casos reales y poder responder a las dudas que surjan al respecto.

Cada día más, son muchas las compañías que toman medidas para convertirse en verdaderas “empresas saludables”, algo que va mucho más allá de evitar accidentes. Los datos demuestran que un ambiente de trabajo seguro mejora el bienestar emocional de los empleados, al mismo tiempo que aumenta la productividad y tiene un impacto positivo en sus resultados.

En Ergos UP, como especialistas en software de seguridad y salud laboral, sabemos que llevar una gestión completa y exitosa de los riesgos laborales no es fácil si no se dispone de las herramientas adecuadas. Por eso llevamos años desarrollando software que, como Alejandría, realmente ayude a empresas de todos los tamaños a conseguir sus objetivos en materia de seguridad laboral y gestionar y evitar los riesgos laborales más comunes de su sector.